logotipo blanco de Cooperativa Castril

> Blog

8 mitos y realidades sobre el AOVE

8 mitos y realidades sobre el AOVE

Los mitos y realidades sobre el AOVE

El AOVE es esencial en la cocina mediterránea y ha ido ganando popularidad en todo el mundo por lo que han surgido mitos sobre este producto que hoy venimos a desmentirte.

Por eso hoy te hemos traído este artículo donde te contamos los mitos y realidades sobre el AOVE para que puedas elegir siempre la mejor opción para ti.

Mito 1: El AOVE es apto para freír

Este es uno de los mitos más extendidos. Si bien el aceite de oliva virgen extra tiene un punto de humo más alto que muchos otros aceites, lo que significa que puede soportar temperaturas más altas antes de quemarse, no es la mejor opción para freír a altas temperaturas.
A altas temperaturas, el AOVE puede descomponerse y perder algunos de sus beneficios para la salud y su sabor. Para freír, es preferible usar aceites con un punto de humo más alto como el aceite de girasol.

Mito 2: Cuanto más oscuro, mejor es el AOVE

La intensidad de color del AOVE no siempre está relacionada con su calidad. El color del aceite de oliva virgen extra puede variar según la variedad de aceitunas utilizadas y el momento de la cosecha.
Un AOVE puede ser dorado claro o verde intenso y aun así ser de alta calidad. Lo más importante es buscar certificaciones de calidad y origen en la etiqueta, como «Extra Virgen» y la región de producción.

Mito 3: El AOVE no engorda

Aunque el AOVE es una grasa más saludable en comparación con muchas otras, sigue siendo una fuente de calorías.
Una cucharada de aceite de oliva virgen extra contiene aproximadamente 120 calorías, por lo que consumir en exceso cualquier fuente de calorías, incluido el AOVE, puede contribuir al aumento de peso si no se controla la ingesta total de calorías.

Mito 4: Todos los AOVE son iguales

No todos los AOVE son iguales. La calidad del aceite de oliva virgen extra puede variar significativamente según factores como la variedad de aceitunas, el método de extracción y el lugar de producción.
Buscar sellos de calidad y denominaciones de origen en las etiquetas, puede ayudarte a identificar AOVE de alta calidad.

Mito 5: El AOVE no caduca

El aceite también tiene fecha de vencimiento y consume preferente, que afectan a la calidad que ofrece en cuanto a nutrientes durante su consumo. Un aceite que haya pasado de estas fechas especificadas en el lote puede verse afectado en la pérdida de propiedades, aunque puede seguir utilizándose porque no perjudica en cuanto a la salud.

Mito 6: El AOVE solo se utiliza para ensaladas

El AOVE es altamente versátil y puede utilizarse en una variedad de preparaciones culinarias, incluso donde se requiera calor. Aunque es cierto que se recomienda utilizarlo más en frio para que no pierda nutrientes ni propiedades.

Su sabor y aroma únicos pueden realzar una amplia gama de platos, desde carnes y pescados hasta vegetales y postres.

Mito 7: Todos los AOVE son igual de saludables

Si bien todos los aceites de oliva virgen extra tienen beneficios para la salud, algunos pueden ser más ricos en antioxidantes y más compuestos bioactivos que otros.
Los AOVE de mayor calidad suelen tener un perfil nutricional más rico y ofrecen más beneficios para la salud, como la protección cardiovascular y la reducción de la inflamación.

Mito 8: Calentar el AOVE lo convierte en grasa saturada

Calentar el AOVE no lo convierte en grasa saturada. El aceite de oliva virgen extra sigue siendo principalmente una grasa mono-insaturada, incluso después de calentarlo. Sin embargo, es importante no calentarlo a temperaturas demasiado altas para evitar la descomposición y la pérdida de sus beneficios.

Por esto, es importante conoce qué mitos y realidades sobre el AOVE existen para que puedas elegir un producto de calidad.


Consume con moderación y guárdalo adecuadamente para disfrutar de sus beneficios

Con la información correcta, podrás aprovechar al máximo los beneficios de este oro líquido en tu cocina y tu dieta diaria.

Ir al contenido